CHILE Y SU MAR
Masas de Agua Circulación Recursos Vivos Fenómeno ENOS
Zonificación Floración de Algas Nocivas Surgencia  
Fondo Marino

 

El margen continental chileno se caracteriza por ser uno de los más activos, tanto sísmica como tectónicamente, es un margen típico de convergencia y se origina debido a la colisión de la placa de Nazca con la placa Sudamericana. A la altura de los 46ºS la dorsal de Chile converge oblicuamente con el continente, constituyéndose en un límite estructural y topográfico entre las placas Antártica, Sudamericana y de Nazca, motivo por el cual a este sector se le denomina Triple Unión.


La fosa Chile es una depresión continua del fondo marino que se extiende por más de 5000 kilómetros desde Ecuador hasta Tierra del Fuego. A lo largo de su extenso recorrido presenta importantes cambios, tanto en su morfología como en la distribución de los sedimentos, lo cual permite dividirla en tres regiones.


La región norte se extiende entre los 18º y los 27ºS y se caracteriza porque los sedimentos que cubren el eje son de poco espesor o no existen. La región central entre los 27º y 32ºS constituye una zona de transición, cuya característica más notable es la disminución de la profundidad en el eje de la fosa, con un máximo de 350 metros de espesor de los sedimentos. La región sur se inicia a los 32ºS, donde la fosa presenta un importante aumento en la cantidad de sedimentos, por lo cual su eje cambia de un cañón angosto a una depresión ancha y plana. En el extremo sur la fosa prácticamente desaparece como rasgo topográfico debido a que se encuentra cubierta de sedimentos producto de la erosión glaciar.


La dorsal de Chile es un relieve submarino que se Bifurca a los 35ºS- 110ºW de la dorsal del Pacífico oriental y se prolonga oblicuamente hacia el continente sudamericano para converger aproximadamente en los 47ºS. En sus dos extremos conforma la unión de tres placas litoféricas, en un extremo se unen las placas de Nazca, del Pacífico y Antártica, y en el otro las placas de Nazca, Sudamericana y Antártica.


El relieve submarino del Pacífico Oriental presenta una importante cantidad de islas y montes submarinos, todos ellos son de origen volcánico, que en la mayoría de los casos nunca alcanzan la altura suficiente como para emerger. En el área de interés nacional existen dos alineamientos que dan origen a islas. El mayor de ellos es el alineamiento de Isla de Pascua, que se extiende desde esta isla hasta alcanzar el continente, y en él se encuentran las islas Salas y Gómez, San Félix, San Ambrosio y un gran número de montes submarinos, intercalados en una banda de 200 kilómetros de ancho. Al sur de este alineamiento entre los 32º30’ y 33ºS, hay un segundo alineamiento de menores dimensiones, que se prolonga en dirección oeste-este en una extensión de 424 km de largo y 50 km de ancho, donde se encuentran las islas Robinson Crusoe y Alejandro Selkirk.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

    Inicio