CHILE Y SU MAR
Masas de Agua Fondos Marinos Circulación Fenómeno ENOS
Zonificación Floración de Algas Nocivas Surgencia  
Recursos Vivos

 

Chile posee una amplia gama de recursos marinos vivos, tanto pelágicos como bentónicos. El anuario estadístico de pesca 1995 del Servicio Nacional de Pesca cita un total de 142 especies en explotación: 75 peces, 34 moluscos, 21 crustáceos, 9 algas, 2 equinodermos, 1 tunicado y 1 mamífero marino.


Durante el año 1995 el desembarque total alcanzó las 7.890.242 toneladas, de las cuales un 86% fue capturado por el sector pesquero industrial, el 7,1 % fue desembarcado por el sector artesanal que incluye pescadores, mariscadores y recolectores. El desembarque restante correspondió al aporte de los centros de acuicultura, que involucran el cultivo de peces, algas y moluscos.


Los peces constituyeron más del 93% del desembarque total. Las pesquerías más importantes durante el año 1995 fueron la de Jurel (Trachurus murphyi), Anchoveta (Engraulis ringens), merluza de cola (Macruronus magellanicus) y sardina (Sardinops sagax), las cuales se utilizan principalmente en la elaboración de harina y aceite de pescado.


Las algas constituyeron un 3,8% del desembarque total, siendo las principales especies explotadas el chascon (Lessonia nigrescens) y el pelillo (Gracilaria sp), las cuales se exportan principalmente como alga seca. Sin embargo, también se obtienen derivados como el alginato y agar-agar respectivamente.


En el caso de los moluscos constituyeron sólo el 1,1% del desembarque total, constituido mayoritariamente por: almeja (Protothaca thaca y Venus antiqua), chorito (Mytilus chilensis), culengue (Gari solida) y ostión del norte (Argopecten purpuratus), los cuales se comercializan principalmente como conservas y congelados. El desembarque restante corresponde a crustáceos, equinodermos, tunicados y mamíferos, destacándose la explotación de erizo blanco (Loxechinus albus, equinodermo)especie que constituyó por si sola el 0,7% del desembarque total.


En la actualidad Chile es uno de los principales exportadores de harina de pescado en el mundo y se ubica entre los países con más altos índices de captura y exportación de productos del mar. Entre las actividades más dinámicas del sector pesquero nacional se destaca la acuicultura, la cual tuvo un desarrollo espectacular en la década de los 80 basado principalmente en el cultivo de salmónidos, y secundariamente en el cultivo de algas y moluscos. Su aporte en divisas el año 1995 alcanzó los 552 millones de dólares, cifra que representó el 31% de las exportaciones del sector pesquero nacional.


La producción del sector acuicultura en Chile, ha estado sustentada principalmente por los salmónidos que en el año 1995 constituyeron 94,4%, seguido por algas y ostiones, con 4,2% y 1,2% respectivamente. No obstante, lo que indican las cifras, la acuicultura en Chile engloba una serie de otros cultivos, algunos de los cuales ya se encuentran en etapa de producción intensiva como algas y moluscos. Además existen una serie de otras especies que se encuentran en cultivo incipiente como es el caso de: Turbot (Scophthalmus maximus), Puye (Galaxias maculatus), Abalón rojo de California (Haliotis rufescens), Camaron de río del norte (Criphiops caementarius) y Langosta de agua dulce (Cherax tenuimanus). Por otro lado existe una cantidad importante de recursos hidrobiológicos de potencialmente cultivables en el corto a mediano plazo.


Considerando la gran extensión de costa y las ventajas que tiene Chile, la expansión productiva que debería tener la acuicultura en el mediano y largo plazo debería ser de tal magnitud que llegará a igualar o superar la cantidad de divisas aportadas por las otras ramas del sector pesquero.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

    Inicio