Programa CIMAR
 
INTRODUCCIÓN
OBJETIVOS DEL PROGRAMA CIMAR
FINANCIAMIENTO
RESULTADOS DEL PROGRAMA CIMAR
LA CAMPAÑA 2004
CONSIDERACIONES FINALES

 

INTRODUCCIÓN

El Comité Oceanográfico Nacional (CONA), organismo público, cuya principal función es la de coordinar y asesorar a las instituciones que efectúan investigación y actividades relacionadas con las Ciencias del Mar en Chile, fue creado el 10 de septiembre de 1971.

Un aspecto sobresaliente de los logros alcanzados por el CONA, lo constituye el programa de investigación CIMAR, una serie de expediciones oceanográficas que comenzó en 1995 y que ha impulsado enormemente las investigaciones en áreas remotas, como lo son la zona de aguas interiores desde el Seno Reloncaví hasta el Cabo de Hornos, y las lejanas posesiones chilenas de Isla de Pascua, Salas y Gómez y el archipiélago de Juan Fernández.

En las reuniones del Comité Oceanográfico Nacional de los años 1993 y 1994, se identificó la necesidad urgente de efectuar investigación científica marina en zonas poco estudiadas de nuestro país, desde el punto de vista oceanográfico y con importante valor político y estratégico para Chile, como el caso de las aguas interiores al sur de Puerto Montt y a la amplia zona del Mar Presencial, especialmente alrededor de las islas oceánicas. De este modo, se inició en el año 1995 la serie de cruceros de investigación científica marina CIMAR, con un carácter multidisciplinario e interinstitucional.

Hasta la fecha se han efectuado ocho campañas anuales, totalizando trece cruceros oceanográficos, once de los cuales, denominados cruceros CIMAR-FIORDO realizados en la zona de fiordos y canales australes, han permitido estudiar, entre los años 1995 y 2003, las aguas interiores comprendidas entre Puerto Montt y el Cabo de Hornos, obteniéndose información ambiental básica actualizada de la columna de agua, fondo marino y de la biodiversidad de esta amplia región.

Otros dos cruceros, denominados CIMAR5-ISLAS y CIMAR6-ISLAS, efectuados los años 1999 y 2000, estudiaron las características oceanográficas entre el continente e Isla de Pascua e Isla Salas y Gómez y la zona del Archipiélago de Juan Fernández, islas San Félix y San Ambrosio. Estos cruceros han aportado información no sólo alrededor de las islas sino también de alta mar en una de las zonas más desconocidas del planeta y por la cual existe un gran interés de la comunidad científica internacional.

 

  Volver

OBJETIVOS DEL PROGRAMA CIMAR

El programa se ha fijado varios objetivos, tanto desde el punta de vista institucional, que apunta a un reforzamiento de la cooperación entre las instituciones de investigación marina del país y al mejor aprovechamiento de los recursos disponibles, como desde el punto de vista científico, que se orientan a aumentar el conocimiento de las condiciones oceánicas ambientales así como de los organismos y recursos vivos y no vivos del mar chileno, buscando que dicha investigación científica se traduzca en beneficios para el país a un bajo costo.

Un elemento clave que se ha tenido en consideración al momento de formular el Programa, lo constituye el Plan Oceanográfico Nacional, documento elaborado por el CONA que identifica las necesidades de investigación oceanográfica del país y proporciona directrices a la comunidad científica marina, respecto de la orientación que debe darse a la investigación.

Junto con enfatizar el rol coordinador del CONA, el programa busca incrementar la cooperación interinstitucional, priorizando la asignación de recursos a proyectos de investigación que involucren a varias instituciones y entidades académicas.

Desde un punto de vista científico, el Programa busca contribuir al conocimiento de los espacios oceánicos frente al litoral nacional, especialmente aquellos de mayor connotación científica o escasamente estudiados, continuar con la investigación científica marina en las aguas interiores de la zona sur austral, enfocada a resolver problemáticas específicas desde una visión multidisciplinaria, dar un mayor impulso a la investigación científica marina en el Territorio Antártico Chileno, así como contribuir a los esfuerzos nacionales para mantener la presencia nacional tanto en las aguas interiores como en la Zona Antártica.

 

  Volver

 

FINANCIAMIENTO

El financiamiento del programa CIMAR proviene de asignaciones especiales que el Ministerio de Hacienda hace anualmente al Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada, financiamiento que es administrado por la Secretaría Ejecutiva del CONA.

El financiamiento cubre los gastos de operación de la o las plataformas de investigación que sean necesarias, la estadía de los investigadores a bordo, los gastos básicos de cada proyecto de investigación (insumos, análisis de muestra o datos, transporte y pasajes), así como los gastos directos de operación (Seguros, grúa, transporte, reparación y mantención de instrumental, insumos y repuestos y otros).

Del mismo modo, se cubren los gastos para la realización de talleres de discusión y exposición de resultados, elaboración de informes e impresión de material escrito.

Como contraparte, las instituciones participantes aportan con los investigadores, (el programa CIMAR no contempla el pago de honorarios), los equipos necesarios para la toma de muestra a bordo, así como instrumental de laboratorio, los equipos y la infraestructura necesaria, en las respectivas instituciones, para el análisis de las muestras y de la información obtenida.

 

  Volver

RESULTADOS PROGRAMA CIMAR.

El Programa CIMAR ha permitido conocer las características básicas de los principales fiordos y canales australes, así como de áreas oceánicas remotas entregando información no sólo de tipo física y química de la columna de agua, sino también de las características del fondo marino y una aproximación al conocimiento de la biodiversidad marina.

Uno de los aspectos más destacables y de mayor valor, tanto desde el punto de vista económico como científico, ha sido la obtención de datos actuales y con moderno instrumental, de la mayor parte de los parámetros oceanográficos, que por una parte han permitido caracterizar la zona de aguas interiores, antes que estas se vean afectadas por una masiva intervención humana y por otra parte, son la base necesaria para cualquier estudio y/o acción que se desee emprender en la zona con miras a un desarrollo sustentable.

El Programa ha permitido avanzar significativamente en el conocimiento y comprensión de la circulación en aguas interiores, con sus complejos intercambios entre las aguas continentales y las oceánicas, permitiendo explicar muchos procesos físicos, químicos y biológicos relacionados con la dinámica de las cuencas.

Del mismo modo, se han obtenido valores de referencia de los más importantes compuestos que se encuentran en los sedimentos del fondo marino, principalmente metales pesados y otros minerales de interés económico y, por otra parte, se ha obtenido un completo estudio y determinación de la Línea de Base para toda la zona de fiordos y canales, en condiciones aún naturales y con baja intervención antrópica.

Estos estudios son esenciales para el manejo adecuado de la zona fiordos y canales, ya que se trata de ambientes extremadamente frágiles debido a que poseen lentas tasas de renovación de sus aguas, por encontrarse indirectamente conectados al océano abierto y además existe una serie de accidentes topográficos que restringen la circulación y fomentan la depositación y acumulación del material en el fondo marino, con los consecuentes daños a la calidad de las aguas y la supervivencia de los organismos que lo habitan.

En materias de biodiversidad, el programa ha permitido obtener muestras de especies de la zona comprendida entre el Golfo de Penas y el Estrecho de Magallanes, encontrándose que aproximadamente el 20% de las especies no habían sido citadas para esta zona, ampliándose considerablemente el conocimiento sobre su área de distribución, así como también se han identificado algunas nuevas especies para la ciencia. Ello constituye una importante base para una mejor comprensión de los diferentes grupos, especialmente en materias comportamiento, relaciones tróficas reproducción y otras relaciones que determinan la abundancia de las especies, incluyendo las de interés comercial.

En cuanto al fenómeno de la Marea Roja, como consecuencia de los estudios efectuados durante los cruceros Cimar se han logrado identificar más de 30 quistes de dinoflagelados entre ellos el de Alexandrium catenella. Las zonas donde se ha registrado la mayor abundancia de quistes en los sedimentos han coincidido con zonas recurrentes de proliferación de la especie y la presencia de toxicidad como es el caso del estero Quitralco en la XI región, Puerto Edén y canal Ballenero en la XII Región.

El estudio de distribución de quistes de especies causantes de marea roja está permitiendo la identificación de áreas de riesgo y ofrecen un nuevo criterio para seleccionar áreas para el cultivo de moluscos bivalvos.

La información generada por los sucesivos cruceros CIMAR, ha permitido en lo inmediato, su aplicación para diversos fines, entre los que es posible destacar los siguientes, sin perjuicio de otras aplicaciones directas e indirectas, aún no determinadas:

Se ha utilizado la información como base para la elaboración de las Normas de Calidad de Agua Marina de la región sur austral, ya que se son datos confiables, de Chile, de amplia cobertura y actualizados.

Se ha usado esta información como base y de referencia en el desarrollo de los estudios de impacto ambiental necesarios para la instalación de sus nuevos centros cultivo en la región de los fiordos y canales australes, lo que les permite confrontar la información obtenida en un lugar especifico, con el comportamiento general de toda la zona y por lo tanto, mejorar considerablemente las interpretaciones de los resultados obtenidos en un pequeño sector.

Los resultados obtenidos en los Crucero CIMAR 1, 4, 7 y 8, fueron la base para la preparación del Curso SENCE “Condiciones oceanográficas de las aguas interiores de la Región de Chiloé” (# 1234698485), dictado los días 25 y 26 de agosto 2003 a Jefes de Centros Piscicultores de la empresa Fjord Seafood Chile, en la ciudad de Chonchi XI Región.

se ha logrado mejorar la estimación de las áreas afectadas por los fenómeno de marea roja, a través de una estrecha interacción con el Servicio de Salud de Aysén, cubriendo sectores que no pueden ser estudiados con embarcaciones menores por el Servicio de Salud, debido a su lejanía o las malas condiciones climáticas.

Se ha utilizado información, por parte de la Autoridad Marítima de la XI Región, para evaluar los daños ocasionados por el derrame de petróleo del buque petrolero “José Fuchs”, que tocó fondo en aguas interiores de la zona, el 25 de mayo de 2001, causando numerosos efectos en puertos y caletas ubicadas en el sector occidental del Canal Moraleda, donde se ubica un número importante de centros de cultivos y actividades extractiva artesanal.

Se ha dado satisfacción en parte las necesidades y problemáticas planteadas por la Comisión de Uso del Borde Costero de la XI Región y de la CONAMA de la XI Región, a la Secretaría Ejecutiva del Comité Oceanográfico Nacional. Estas necesidades se han referido principalmente a la obtención de mayor información en zonas alejadas de los centros urbanos como Puerto Chacabuco o Puerto Cisnes, puntos desde los cuales es posible efectuar pequeñas investigaciones con embarcaciones menores.

Se ha provisto de información ambiental, en la zona de canales cercanos a la Laguna San Rafael, estero Quitralco y Cupquelán, donde se están realizando una serie de actividades turísticas, principalmente visitas a termas y otro tipo de instalaciones turísticas y han empezado a surgir una serie de nuevos centros de cultivo y se han efectuado exhaustivos trabajos de monitoreo de marea roja con el Servicio de Salud de la zona.

Igualmente se ha recopilado información ambiental de una vasta zona de canales que conectan directamente al Océano Pacífico, en la XIa Región en apoyo a las tareas de administración de las autoridades regionales.

Desde el punto de vista académico, uno de los mayores beneficios del programa, ha sido el establecimiento de una serie de lazos de cooperación e intercambio entre distintas instituciones nacionales, así como también con instituciones extranjeras que han apoyado el desarrollo de estos cruceros, con la participación directa de especialistas y/o equipamiento. Adicionalmente, la información generada en estos estudios ha servido de base para tesis de pre- y postgrado en universidades de nuestro país.

En la zona sur de la Región de Magallanes se han descrito numerosos placeres auríferos. En la zona marina o de playa se conocen los placeres de las islas Navarino, Picton, Lenox y Nueva, que en general se han formado por el acarreo y arrastre del oleaje. Como resultado de los análisis geoquímicos de los sedimentos de las muestras obtenidas durante el crucero Cimar-Fiordo 3, se encontraron valores altos de platino, entre 10 y 17 ppb, en algunos sectores de bahía Nassau. Si bien estos valores no son aun determinantes, cabe destacar que un conocimiento preciso de los fenómenos de playas actuales pueden permitir encontrar nuevos mantos auríferos tierra adentro, en playas fósiles, como es el caso de numerosos placeres de este tipo en otras regiones del país.

Con los cruceros Cimar-Fiordo se obtuvo por primera vez muestras de especies de la zona comprendida entre el Golfo de Penas y el Estrecho de Magallanes, encontrándose que aproximadamente el 20% de las especies no habían sido citadas para esta zona, ampliándose considerablemente el conocimiento sobre su área de distribución, así como también se han identificado algunas nuevas especies para la ciencia, es decir, que nunca habían sido descritas anteriormente. El avance en el conocimiento de los diferentes taxas, especialmente aspectos taxonómicos y de distribución geográfica, servirán de base para una mejor comprensión de los diferentes grupos, especialmente en materias comportamiento, relaciones tróficas reproducción y otras relaciones que determinan la abundancia de las especies, incluyendo las de interés comercial.

Como consecuencia de los estudios efectuados durante los cruceros Cimar se han logrado identificar a más de 30 quistes de dinoflagelados entre ellos el de Alexandrium catenella. Las zonas donde se ha registrado la mayor abundancia de quistes en los sedimentos han coincidido con zonas recurrentes de proliferación de la especie y la presencia de toxicidad como es el caso del estero Quitralco en la XI región, Puerto Edén y canal Ballenero en la XII Región. El estudio de distribución de quistes de especies causantes de marea roja está permitiendo la identificación de áreas de riesgo y ofrecen un nuevo criterio para seleccionar áreas para el cultivo de moluscos bivalvos.

En cuanto a Línea Base y Contaminación, los estudios efectuados en los fiordos y canales del sur de Chile, han sido de doble utilidad, ya que por una parte se han obtenido valores de referencia nacionales de los más importantes compuestos que se encuentran en los sedimentos del fondo marino, principalmente metales pesados, y por otra parte se ha obtenido un completo estudio y determinación de la Línea de Base para toda la zona de fiordos y canales, en condiciones aún naturales y de baja intervención antrópica.

Adicionalmente, los crucero CIMAR-Fiordos han podido determinar áreas de altas concentraciones de huevos y larvas de invertebrados y peces que podrían estar representando zonas de retención y desarrollo para especies de importancia comercial. En particular, en el Seno del Reloncaví se ha descrito grandes abundancias de larvas de merluza de cola y de merluza del sur, además de larvas de peces pelágicos pequeños como sardina común y anchoveta.

Se han establecido convenios de cooperación e intercambio de profesionales con instituciones extranjeras, como el Instituto de Investigaciones Marinas de Vigo, España, que en octubre de 1999 efectuó en la Universidad de Chile un curso de postgrado denominado "Avances y perspectivas de la investigación de las especies y recursos de los cefalópodos". Además se han realizado cursos similares el año 2000 en la Universidad de Chile y un curso sobre Biogeoquímica de Estuarios en la Universidad Católica de Valparaíso en enero del 2001.

En cuanto a la productividad científica hasta la fecha se han publicado 52 trabajos en revistas nacionales y 4 en revistas extranjeras, se han efectuado 10 presentaciones a Congreso Internacionales, 120 exposiciones en Congresos y Seminarios nacionales y se dispone de 135 informes de resultados preliminares. Además se han desarrollado 20 tesis de pregrado y 2 tesis de postgrado, en universidades chilenas y extranjeras.

Por otra parte, se espera, que en un período de tres años más se hayan publicado aproximadamente otras 50 publicaciones sobre la zona de fiordos canales, en revistas nacionales. Igualmente ya se ha iniciado la publicación de resultados en revistas internacionales de corriente principal (ISI), lo que amplía la cobertura de los resultados de los cruceros CIMAR obtenidos a la comunidad científica internacional.

  Volver

CONSIDERACIONES FINALES

El proyecto Cimar-Fiordo, en el área de las Ciencias del Mar, es una iniciativa nacional multidisciplinaria e interinstitucional, que ha dado exitosos resultados y a un bajo costo; se ha logrado la participación y colaboración de diversas instituciones nacionales y extranjeras que han aportado con sus cuadros científicos y técnicos y con el instrumental de terreno y laboratorio necesarios para obtener datos de primera calidad de una de las zonas menos estudiadas del territorio nacional.

El análisis de la información obtenida durante la vigencia del Programa CIMAR, ha dado origen a una numerosa bibliografía científica, aumentando ampliamente el conocimiento sobre estas áreas, antes prácticamente desconocidas. Ello tiene, sin duda, un marcado impacto sobre aspectos sociales y económicos, por cuanto ha contribuido a un mejor entendimiento de los procesos y fenómenos que tienen una relación directa sobre los variados usos de los cuerpos de agua, tales como la salmonicultura, pesquerías, minería, turismo, impacto ambiental, asentamientos y otros.

Desde el punto de vista del desarrollo del país, los datos obtenidos en los cruceros Cimar-Fiordo son la base necesaria para el inicio de cualquier proyecto económico, ya que entregan una visión amplia de lo que ocurre en la zona y por otra parte, son indispensables para las autoridades y organismos fiscalizadores, por cuanto entregan información de línea base y permiten orientar el ordenamiento de usos de la zona costera.

La serie de cruceros CIMAR, ha representado, hasta ahora, una experiencia única en nuestro país, por su carácter multidisciplinario, brindando a la comunidad científica marina oportunidades de investigación que ninguna otra institución nacional podría proveer. Ello, ha redundado en un fortalecimiento del CONA y en un creciente interés de las instituciones e investigadores por participar en esta experiencia.

Evidentemente, la realización del programa CIMAR ha abierto nuevas incógnitas sobre los distintos aspectos estudiados, tal como ha quedado en evidencia en los periódicos talleres de evaluación de resultados que se han realizado anualmente y se han generado nuevos intereses de investigación, de manera que es predecible estimar un creciente interés de la comunidad científica por profundizar y enfatizar el conocimiento de las áreas estudiadas, lo que justifica la realización de nuevos esfuerzos investigativos tanto en la zona de aguas interiores al sur de Puerto Montt, como en áreas oceánicas, así como en la zona norte de Chile, por su mayor respuesta a fenómenos como El Niño, en la zona oceánica al sur de la Isla Grande de Chiloé, que permanece como una de las regiones menos exploradas del mundo y en la región oceánica del Territorio Antártico Chileno.

  Volver

CRUCEROS ORGANIZADOS POR EL COMITE OCEANOGRAFICO NACIONAL
 
>> Crucero Cimar 1 Fiordos
Se realizó durante octubre y noviembre de 1995 en la zona comprendida entre Puerto Montt y Laguna San Rafael.
>> Crucero Cimar 2 Fiordos
Se realizó durante octubre y noviembre de 1996 en la zona comprendida entre el Golfo de Penas y el estrecho de Magallanes.
>> Crucero Cimar 3 Fiordos
La primera etapa de este crucero destinada al muestreo geológico y de sedimentos se realizó durante noviembre de 1997, en la zona del estrecho de Magallanes y Canal Beagle. La segunda etapa destinada al muestreo de la columna de agua y el plancton se realizará durante 1998.
>> Crucero Cimar 4 Fiordos
La primera parte de este crucero, se efectuó entre el 26 de septiembre y el 8 de octubre de 1998, en la zona comprendida entre Boca del Guafo y Estero Elefantes, XIa. Región. Los principales trabajos realizados, correspondieron a mediciones físicas, químicas y biológicas de la columna de agua. La segunda parte de este crucero se realizó entre el 22 de febrero y el 6 de marzo de 1999, en la misma área, realizándose mediciones orientadas principalmente al fenómeno de Marea Roja, entre otros aspectos.
>> Crucero Cimar 5 Islas Oceánicas
Este crucero se realizó en la zona oceánica entre Caldera e Isla de Pascua y en las islas de Pascua y Salas y Gómez. Con un énfasis en aspectos de biodiversidad, se realizaron 68 estaciones oceanográficas con CTD y roseta, lanzamiento de globos sonda dos veces al día desde el buque, simultáneamente con las estaciones meteorológicas de Antofagasta, Isla de Pascua y Juan Fernández, muestreos biológicos con red agazis, red bongo y red IKMT. Alrededor de isla de Pascua se colectaron organismos y se realizaron observaciones de corrientes con un correntómetro Aanderraa. Esta campaña se extendió desde el 14 de octubre al 12 de noviembre de 1999.
>> Crucero Cimar 6 Islas Oceánicas
Este crucero contempló una segunda fase del comenzado en 1999 y se realizó al archipiélago de Juan Fernández e islas San Félix y San Ambrosio, entre septiembre y octubre de 2000. Se realizaron 77 estaciones de columna de agua en transectos oceánicos y alrededor de las islas y además se realizaron estudios de biodiversidad en 16 estaciones costeras alrededor de las islas.
 
>> Crucero Cimar 7 Fiordos
La primera etapa de este crucero se llevó a cabo entre el 7 y el 21 de julio y la segunda etapa entre el 12 y 27 de noviembre de 2001. Cubrió el área de fiordos y canales de la XI región entre boca del Guafo y Estero Elefantes con un total de 49 estaciones oceanográficas y muestras bentónicas. Además se realizaron circuitos continuos de mediciones de CTD y ADCP en la boca del seno Aysén.
      Volver Inicio